Desmoldeantes para hormigón impreso y vertical

Los desmoldantes, desencofrantes, antiadherente u otros nombres que reciben, son los productos más adecuados para esa función tan principal como es que cualquier tipo de plantilla o rodillo que utilicemos en hormigón impreso para suelos o vertical, pueda efectuar su marca de la forma más limpia posible. Tienen también la cualidad de aportar color, lo cual con imaginación puede crear contrastes en el resultado final del moldeado.

COMPRAR EN TIENDA DESMOLDEANTES

 

En nuestra tienda puedes encontrar los tonos más relevantes y compatibles con las necesidades más habituales. Ten en cuenta que el tono no tiene por qué ser exactamente igual que (en el caso del vertical) el color del mortero que estés utilizando, o en el caso de los suelos la capa de rodadura que se haya introducido, pues al fin y al cabo el desmoldeante se limpia con agua a presión una vez que el pavimento o el mortero haya empezado a adquirir la suficiente dureza para esta labor, lo cual sobre todo en primavera y verano suele ser a los dos días siguientes.

Por ejemplo, en un pavimento de hormigón impreso de color gris plata o gris cemento, podemos utilizar un desencofra entre tono gris si queremos que el producto interfiera lo menos posible en el color final, o utilizar un desencofrante pizarra para que en determinadas zonas del molde aparezcan marcas más oscuras. Como decía antes esto no depende solamente del desencofrante elegido, sino en el momento que se aplica este producto y la pericia y esmero con que se limpia después. Si el desmoldante se aplica con el hormigón muy fresco, esta pigmentación se fijará más en el pavimento.

Desmoldante hormigon impreso

Muchas consultas me han llegado a lo largo de estos años con usuarios quejándose por el resultado final del pavimento, ya que se haya utilizado un desencofrante que no era el enseñado en las fotos, o con una mayor presencia de él. Esto debe haberse pactado previamente entre cliente y aplicador, y en el caso de envejecidos debe quedar bien claro el envejecido que se va aplicar y la cantidad del efecto. Otros problemas que se derivan de la aplicación del producto es la mala limpieza de este, fruto de las prisas o incompetencia de algunos con lo cual se aplica la resina con un suelo mal limpiado de antiadherente con lo cual dificulta el anclaje de la resina, y por supuesto problemas que se originan a causa de esto.

 

Este tipo de problemas a veces se origina en el caso de una aplicación negligente sobre todos los casos de hormigones grises o pizarras en los que se intenta suplir con el producto la falta de capa de rodadura, con lo cual el resultado final es deficiente.

 

A la hora de recomendar un rendimiento para el desmoldeantes hay que tener muy en cuenta la experiencia que se tiene de uso, pues en el caso de ser inexpertos en este campo y hacerlo para nosotros, no debemos escatimar en la cantidad a utilizar para que la cubrición sea buena, de tal forma que toda la superficie de hormigón quede cubierta para que el moldeado sea óptimo. Por ejemplo, ante poca experiencia con el producto un saco nos dará para unos 25 o 30 metros cuadrados(dato orientativo), con más experiencia este rendimiento puede aumentar.

En el caso de aplicación para impreso vertical podemos probar otras técnicas como pintar el molde a aplicar, pues claro al estar en vertical el producto no queda depositado sobre el soporte. Otros lo espolvorean sobre el mortero con una tela para recoger el producto que cae, en fin hay varias maneras.

 

Como todos los productos que vendemos nuestro desmoldeante es  de alta calidad profesional y mantiene un equilibrio muy bueno en su formulación para procurar un buen desmoldeado y a la vez una buena repartición del producto(es decir en palabras llanas que corra bien por el pavimento).

 

El formato en que vendemos el desmoldeantes es de unos 10 kilos en sacos, lo cual da para realizar suficientes metros en un trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *